El Cabildo hizo ayer entrega de la obra a Santa Cruz, que advierte de que vigilará las instalaciones para evitar el vandalismo.

El próximo fin de semana los chicharreros podrán volver a disfrutar de la única zona recreativa con la que cuenta la capital, el parque de Las Mesas, en la que hacer chuletadas, a la vez que se disfruta de una de las mejores vistas de la ciudad. Ayer, el Ayuntamiento de Santa Cruz recibió la obra que ha venido realizando el Cabildo durante el último año y en la que se ha invertido casi un millón de euros.

Después de muchos años de espera, casi 15, ayer, en una de las reformadas mesas del parque, el presidente del Cabildo, Pedro Martín, y el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, firmaron el documento de entrega de la citada obra. Fue el regidor el municipal el que informó de que, a lo largo de esta semana, se terminará de adecentar la zona, para que, a partir del viernes, esté disponible este espacio, que abrirá de ocho de la mañana a siete de la tarde en invierno, y que alargará su cierre hasta las nueve en verano.

Los vecinos podrán disfrutar de un área recreativa abierta al público, una zona infantil amplia, espacios reservados preferentes para personas con discapacidad, una zona equipada para disfrutar en la naturaleza, y hasta de una pequeña tirolina en la zona de juegos infantiles.

Según el decreto firmado por el área de Servicios Públicos, al frente de la que está Carlos Tarife, los fogones, una treintena, podrán usarse de 10.00 a 17.00 horas de noviembre a abril, y hasta las 19.00 horas de mayo a octubre.
Está prohibido el uso de equipos de sonido con amplificación, ni siquiera se permitirá su entrada al parque, mientras que la emisión de ruidos no podrá superar los ocho decibelios.

También se prohíbe el uso de barbacoas portátiles, así como hacer acarreo de agua fuera del recinto. Tampoco podrán transitar caballos o vehículos de motor y bicicletas por la zona de fogones o la de juegos. No se podrá acampar y se reseña que no se podrán reservar mesas. Tanto Martín como Bermúdez hicieron un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos para mantener un espacio que se ha visto vandalizado en múltiples ocasiones, una de las cuestiones que precisamente ha retrasado la entrega de la obra

 

SEGURIDAD

Para garantizar la seguridad, la Unidad de Montes, la Policía Local y personal de Parques y Jardines tendrán presencia en la zona para garantizar que no se comenten actos vandálicos, por los que, recuerda el Ayuntamiento, se pueden imponer multas de más de 200 euros.

El presidente insular apuntó que «el parque de Las Mesas es un balcón natural sobre el Puerto de Santa Cruz y sobre la ciudad. Después de muchas dificultades, es verdad que por los destrozos que ha habido que reparar, afortunadamente la ciudad recupera este entorno. El acuerdo entre Cabildo y Ayuntamiento ha permitido darle este impulso con una inversión de más de 900.000 euros, que ahora hemos de cuidar entre todos».

Por su parte, José Manuel Bermúdez puso de manifestó que «se trata de un día importante para este municipio y agradezco al Cabildo que por fin se hayan concluido estas obras muy esperadas, en un entorno recreativo que era muy utilizado, no solo por los vecinos y vecinas de Santa Cruz, sino de todo el área metropolitana».

El regidor añadió que «aún falta por licitar la cafetería, que hay que sacar la concesión pública, y estamos pensando en dar un servicio mediante food truck, que estaría ubicado en los aparcamientos»

Fuente: Diario de Avisos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *